Hyperfuente Proyecto

Hyperfuente Proyecto

Hyperfuentes.

FUENTES EXTREMAS. El proyecto

 

En el principio sólo había fuentes, y el espíritu de Gutenberg aleteaba sobre las cajas. Y todo era bueno.  Y las buenas familias no sospechaban el tremendo poder que sus signos escondían y las cosas que harían en el futuro. Pero el pecado entró en el mundo de las familias, desbaratando dinastías y procreando tipos extraños. La vida de las fuentes cambió para siempre y hubo varias expulsiones del paraíso tipográfico.

Se dice incluso que un ángel flamígero impide el regreso a aquellos que sólo desean la calma conocida, los evasores de riesgos.

A fines del siglo XX, el mapa genético de las fuentes es descifrado, y la tipotransgenia  comete todos los excesos que su poder le autoriza.

A principios del siglo XXI, nacen las hiperfuentes, una nueva hipótesis de trabajo para zanjar la cuestión en torno a lo noble y lo bastardo, viejos prejuicios de familia. Encauzar sin reprimir, esa es la consigna que se propone, para aprovechar la libido digital que late en cada nueva fuente. Seres digitales en estado puro, alientan la esperanza de la precisión en el exceso. ¿Cómo comportarse dignamente en situaciones extremas? Esa es la pregunta que desata todas las batallas sobre lo correcto y lo incorrecto y la que ha dado origen a las hiperfuentes. No vienen a predicar ni a restaurar serenidades perdidas; saben que el universo tipográfico es plural, anárquico, incesante. Saben también que esa inverosímil actividad llamada lectura acompañará durante mucho tiempo al animal semiótico; y saben, por ende, que sus paisajes cambian, como lo hacen las ciudades y las poblaciones.

La expansión de la geografía tipográfica no puede ser limitada, como tampoco las ideas. Sin embargo, el desafío  no es la ruptura o la mera herejía; se trata de algo más fascinante: la intensidad y la gracia. Hiperfuente señala una frontera superior, un cielo que no puede esperar, una región de nuevos riesgos y de nueva armonía. Una belleza ardua y depurada, difícil pero llena de sentido.

Los guardianes nos acusarán de convocar al apocalipsis. Creemos, en cambio, que se trata de un nuevo comienzo, de una nueva mirada a lo más esencial del quehacer tipográfico, que en pleno inicio de milenio se prepara para renovar su tarea ancestral: diseñar las palabras de los hombres.

 

Hyperfuente es un proyecto de la cátedra Longinotti, desarrollado en la Carrera de Diseño Gráfico de la FADU UBA orientado al diseño de fuentes tipográficas de características especiales. Se  trata de una investigación en torno a las posibilidades de lecturabilidad y legibilidad de fuentes que lleven a una situación tensa determinadas características del alma tipográfica: pesos, variables, rasgos individuales, ligaduras, alusiones estilísticas, etc. No se trata de intentos azarosos sino de una investigación sistemática y, diríamos, obsesiva, en torno a los parámetros que definen la anatomía de una fuente.

 

No se trata de una definición cerrada, sino de un horizonte de trabajo. En tal sentido, es bienvenida toda experimentación que conjugue audacia y calidad, riesgo y armonía. Cada trabajo es esencial para el desarrollo del concepto que da origen a este proyecto.

Como en toda investigación, estamos abiertos a la novedad y a la sorpresa en este nuevo territorio de exploración y encuentro.

 

Enrique Longinotti